DO* VINOS DE MADRID         Mapa

Denominación de origen

En marzo de 1986 el Ministerio de Agricultura aprueba la Denominación Específica Vinos de Madrid. Por fin, en noviembre de 1990 queda reconocida oficialmente la Denominación de Origen Vinos de Madrid. Al siguiente año, ya están en el mercado las botellas con la contraetiqueta de Vinos de Madrid y desde Enero de 1992 se comienzan a comercializar los primeros vinos de crianza.

Tras una década de fuertes cambios, el mercado de vinos de Madrid afronta los noventa con un panorama de gran competencia de vinos de todo el país. Los vinos de Madrid son desconocidos, incluso, para gran parte de los madrileños. El esfuerzo por ganarse el puesto histórico que les corresponde está de nuevo respaldado por una ansiada y recuperada calidad. Las bodegas toman conciencia de la necesidad de ofrecer vinos con buena relación calidad-precio y este esfuerzo se transmite de inmediato al consumidor. La consecuencia más directa es una presencia cada vez más destacada de los vinos de Madrid tanto en los mercados locales como en otras zonas españolas, sin olvidar que las exportaciones al extranjero están teniendo cada vez un éxito mayor.

La última década ha sido crucial en la consolidación de esta tendencia, ya que en el siglo XXI los vinos de Madrid compiten en las cartas de los mejores restaurantes. Este hecho es importante no solo por el incremento en el consumo de estos vinos de calidad. Las previsiones auguran un consumo creciente en los hogares, siguiendo la línea europea. Por tanto, el vino de Madrid deberá situarse convenientemente para reafirmar su sitio entre los mejores vinos del país y recuperar el prestigio que ostentaron tiempos atrás.

Zona de producción     [ Ver mapa de la Denominación de Origen ]

Madrid
Álamo (el), Aldea del fresno, Ambite, Aranjuez, Arganda del rey, Arroyomolinos, Batres, Belmonte de tajo, Brea de tajo, Brunete, Cadalso de los vidrios, Campo real, Carabaña, Cenicientos, Chapinería, Chinchón, Colmenar de oreja, Colmenar del arroyo, Estremera, Fuenlabrada, Fuentidueña del tajo, Getafe, Griñón, Humanes de madrid, Loeches, Mejorada del campo, Moraleja de enmedio, Morata de tajuña, Móstoles, Navalcarnero, Navas del rey, Olmeda de las fuentes, Orusco, Parla, Pelayos de la presa, Perales de tajuña, Pezuela de las torres, Pozuelo del rey, Rozas de puerto real, San martín de valdeiglesias, Serranillos del valle, Sevilla la nueva, Tielmes, Titulcia, Torres de la alameda, Valdaracete, Valdelaguna, Valdemorillo, Valdilecha, Villa del prado, Villaconejos, Villamanrique de tajo, Villamanta, Villamantilla, Villanueva de la cañada, Villar del olmo, Villarejo de salvanés, Villaviciosa de odón,

Clima

El clima es en su conjunto continental seco, con apenas 400 mm de lluvia anual y temperaturas muy extremas.

Suelo

El relieve y los suelos varían en las tres subzonas. En la de Arganda, la topografía es ondulada, siendo sus suelos margas y calizas blandas. En Navalcarnero, de suave relieve, los terrenos son pardos con escasa caliza. La Subzona de San Martín de Valdeiglesias presenta un relieve más movido, con suelos muy arenosos y pobres en caliza.

Superficie

7.800 Ha.

Variedades

Tintas
 Autorizadas:   Tinto fino (Tempranillo o Cencibel), Garnacha tinta, Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah
 Preferentes:   ---
Blancas
 Autorizadas:   Malvar, Albillo, Airén, Viura, Torrontés, Parellada y Moscatel de grano menudo
 Preferentes:   ---

Densidad de plantación

900 - 4.000 cepas por hectárea.

Formación y poda

La formación de las cepas se realizará en vaso o en espaldera, con una carga máxima de 16 yemas productivas por cepa.

Yemas por Hectarea

36.000 yemas/Ha.

Producción máxima

80 quintales métricos para las variedades Malvar, Airén, Viura, Parellada
y Torrontés

70 quintales métricos para las variedades
tinto fino, Garnacha tinta, Cabernet Sauvignon, Merlot y Albillo.

Grado mínimo en la vendimia

Producción de mosto

Zona de crianza

La misma que la de producción

Normas para crianza

1. Podrán utilizar la indicación Crianza los vinos amparados por la Denominación de Origen Vinos de Madrid cuyo proceso de crianza y envejecimiento se efectúe en las bodegas inscritas en el Registro de Bodegas de Crianza, durante al menos dos años naturales a contar desde el 1 de octubre del año de la cosecha de que se trate, sometiendo los vinos al sistema tradicional mixto de crianza en barrica de roble de 225 litros de capacidad aproximada, debiendo prolongarse la crianza en barrica de forma continuada y sin interrupción durante seis meses como mínimo, seguida y complementada con envejecimiento en botella.
2. Podrán utilizar las indicaciones Reserva y Gran Reserva únicamente los vinos de añadas concretas que hayan adquirido una armonía en el conjunto de sus cualidades organolépticas y una riqueza aromática destacada, como consecuencia de un proceso de crianza y envejecimiento que, necesariamente, habrá de ajustarse a las siguientes normas:

Para la indicación Reserva.
- Vinos tintos: Crianza en barrica de roble y botella durante un periodo total de treinta y seis meses como mínimo, con una duración mínima de crianza en barrica de roble de doce meses.
- Vinos blancos y rosados: Crianza en barrica de roble y botella durante un periodo total de veinticuatro meses como mínimo, con una duración mínima de crianza en barrica de roble de seis meses.

Para la indicación Gran Reserva.
- Vinos tintos: Crianza de veinticuatro meses como mínimo en barrica de roble, seguida y complementada de un envejecimiento en botella de treinta y seis meses, también como mínimo.
- Vinos blancos y rosados: Crianza en barrica de roble y botella durante un periodo total de cuarenta y ocho meses como mínimo, con una duración mínima de crianza en barrica de roble de seis meses.

2. No obstante lo dispuesto en el apartado 1 de este artículo, el inicio del cómputo del periodo de crianza o envejecimiento de los vinos en barrica no podrá contabilizarse, en ningún caso, antes del día 1 del mes de diciembre del año de la cosecha.

Tipos de vino

Los vinos amparados por la Denominación de Origen Vinos de Madrid son blancos, rosados, tintos y espumosos.

Los vinos tintos y rosados se elaborarán con un mínimo de un 60 polr 100 de las variedades Garnacha Tinta y/o Tinto Fino, y los blancos, con un mínimo de un 60 por 100 de las variedades Malvar y/o Albillo. En la elaboración de vinos espumosos, se emplearán las variedades rese­ñadas en el apartado quinto de este artículo, de las cuales para vino base blanco se utilizarán un mínimo del 50 por 100 de Malvar y/o Albillo, y para vino rosado este mínimo será de Garnacha Tinta y/o Tinto Fino.

- Los vinos de campaña tendrán una acidez volátil real inferior a 0,80 gramos por litro, expresado en ácido acético. La acidez volátil real de los vinos blancos, rosados y tintos de edad superior a un año no podrá ser superior a un gramo por litro. La acidez, expresada en ácido tartárico, no podrá ser inferior a 4,5 gramos por litro.

- Los vinos espumosos deberán cumplir lo establecido en los Regla­mentos (CEE) 2332/1992 y 2333/1992, de 13 de julio. Los vinos espumosos se elaborarán a partir de vino blanco y rosado. Podrá destinarse a esta elaboración únicamente las variedades de uva Malvar, Alblllo,Torrontés, Viura, Parellada, Garnacha Tinta y Tinto Fino. El vino espumoso, además de reunir las cualidades organoléptícas indis­pensables, habrá de tener las siguientes características: Acidez total (en ácido tartárico) mínima: 5 g/l. Acidez volátil (en ácido acético) inferior a: 0,6 gil. El proceso de elaboración será por, el método tradicional. La cantidad máxima de sacarosa que puede ser fermentada será de 25 gramos por litro de vino base y el proceso de crianza hasta el degüelle deberá tener una duración mínima de nueve meses.

- Podrán llevar la mención «Sobremadre» aquellos vinos blancos y tintos que, como consecuencia de su especial elaboración, contengan gas carbónico de origen endógeno, procedente de la propia fermentación de los mostos con sus madres. Se entiende por madres la uva despalillada y estrujada. Debido a las características perseguidas para este tipo de elaboración, permanecerán en el envase junto a las madres una vez finalizada la fer­mentación, con ausencia de trasiegos, salvo el que preceda al embotellado. El tiempo máximo de permanencia de las madres con el vino en ningún caso será superior a ciento ochenta días. Será obligatorio embotellar la parte media del envase despreciando la primera zona de contacto con el aire y la parte baja, con el fin de no tocar las lías. Queda prohibido el empleo de gas carbónico en el proceso de elaboración, filtración y trasiegos isobáricos de estos vinos. Los vinos con mención «Sobremadre», terminada su elaboración, ten­drán las siguientes características analíticas: Acidez total (ácido tartárico) mínima: 5 g/l. Acidez volátil (ácido acético) inferior a: 0,80 g/l.

Otros datos de interés



Consejo Regulador

Consejo Regulador de la D.O. 'VINOS DE MADRID'
Bravo Murillo, 101, 3º
28020 - MADRID
MADRID - España
http://www.vinosdemadrid.es
aprovim@vinosdemadrid.es
Tel.: +34 915 348 511
Tel.: +34 915 347 240
Fax: +34 915 348 574
Logotipo de la denominación

Legislación






* Niveles de protección de los vcprd:
  • DO: Denominación de origen
  • DOca: Denominación de origen calificada
  • VC: Vino de calidad
  • VP: Vino de pago.

Denominación


Curso de vinicultura       Curso de viticultura